Tarjetas revolving

Deja un comentario

Tarjetas revolving

¿Qué son las tarjetas revolving?

Las tarjetas revolving son un tipo de tarjeta de crédito, cuya particularidad es que las operaciones que se realicen con la misma, dentro de un límite de crédito, se pagan a plazos. La principal “ventaja” de este tipo de tarjetas, aparentemente, es que tú decides cuánto quieres abonar periódicamente.

La realidad es que las tarjetas revolving se asemejan a un microcrédito o a una línea de crédito, pero su gran inconveniente es que aplican unos intereses abusivos entre el 20 y el 30%. Al pagar cuotas mensuales bajas y con unos intereses tan altos, la deuda se alarga indefinidamente.

Las tarjetas revolving más populares en España

Si tienes o has tenido alguna de las siguientes tarjetas o créditos revolving y consideras que pagas o has pagado unos intereses demasiado elevados, es posible que puedas reclamar su devolución. Las más comercializadas dentro del territorio nacional son:

  • Tarjeta Wizink
  • Tarjeta Affinity Card
  • Tarjeta Barclaycard
  • Tarjeta Cetelem
  • Tarjeta Oney Alcampo
  • Tarjeta Carrefour Pass
  • Tarjeta IKEA
  • Tarjeta Bankinter Obsidiana / Bankintercard
  • Tarjeta Citibank
  • Tarjeta BBVA A Tu Ritmo
  • Tarjeta Caixabank Oro y Caixabank GO
  • Tarjeta BBVA Después
  • Tarjeta El Corte Inglés
  • Tarjeta Santander Consumer Finance
  • Tarjeta MBNA / EVO Finance
  • Tarjeta Vodafone
  • Visa Eroski Red

¿Cómo funcionan las tarjetas revolving?

Una tarjeta revolving funciona como un crédito de consumo. Te permite realizar compras sin importar el nivel de liquidez. El límite de crédito y la forma de devolución se estipulan en el contrato de la tarjeta, y de ellos dependerán los intereses a aplicar, que pueden ser muy elevados si se opta por pagos aplazados.

Una vez obtenido y dispuesto el crédito, existen dos formas de devolverlo: realizando el pago total del crédito (funcionando de esta manera como una tarjeta de crédito normal) o realizando pagos aplazados. Para estos pagos aplazados existen dos vías para devolver el crédito:

  • Pagar un porcentaje fijo del saldo deudor cada mes, oscilando estos porcentajes entre el 5% y el 25% de la deuda acumulada en ese momento.
  • Pagar una cantidad fija mensual hasta que la deuda sea saldada al completo.

¿Qué se puede reclamar de las tarjetas revolving?

Las tarjetas revolving han arruinado a muchos consumidores, que se han visto atrapados en una espiral de deuda. Es por ello que es bastante habitual reclamar por ellas. Puedes reclamar la nulidad del contrato de este tipo de tarjetas de crédito y la devolución del exceso de intereses pagados. Para ello debes estar en una de estas dos situaciones:

  • El dinero que has pagado es superior al dinero prestado. En este caso puedes reclamar la nulidad del contrato y el exceso de capital, junto con los intereses y comisiones que te hayan cobrado.
  • Todavía no has pagado lo que te han prestado. En este caso puedes reclamar la nulidad del contrato de la tarjeta de crédito y la devolución de los intereses y comisiones que te hayan cobrado, y abonar a la entidad financiera aquel capital que te quede por devolver.

¿Cómo reclamar las tarjetas revolving?

Extrajudicialmente

Para reclamar extrajudicialmente debe ponerse en contacto con el Servicio de Atención al Cliente del banco o entidad financiera emisora de la tarjeta o préstamo revolving. El periodo máximo para contestar a la reclamación es de dos meses, y en caso de no recibir respuesta o de que esta sea negativa, el consumidor podrá acudir al Banco de España y presentar un recurso. El Banco de España tiene un plazo de cuatro meses para responder a dicho recurso.

Las entidades financieras suelen aprovecharse de que el consumidor no conoce la ley ni los mecanismos más efectivos para defender sus derechos, así que alargan el proceso y ofrecen acuerdos más beneficiosos para ellos que para el consumidor. Por eso antes de firmar nada es bastante recomendable que lo vea un abogado, aunque no sea necesaria su presencia.

Judicialmente

Si no es posible lograr un acuerdo extrajudicial con la entidad emisora de la tarjeta o préstamo revolving, la siguiente fase es acudir a los tribunales. Para ello sí que es necesario contar con un abogado.

Por suerte existe una jurisprudencia muy clara y sólida en cuestión de revolving. El abogado diseñará la estrategia judicial a seguir con los instrumentos legales necesarios en cada caso. Dentro de estos instrumentos legales, destaca por encima de todos la Ley Usura. Es la alternativa de reclamación de tarjetas revolving más habitual desde que la Sentencia del Tribunal Supremo n.º 628/2015, de 25 de noviembre, declarara que las tarjetas revolving pueden resultar usurarias. El artículo 1 de la Ley de Represión de la Usura dice que “será nulo todo contrato de préstamo que estipule un interés notablemente superior al normal del dinero y manifiestamente desproporcionado con las circunstancias del caso”. El Tribunal Supremo señala que será notablemente superior y, por lo tanto, usurario aquel interés que supere el doble del interés medio ordinario en las operaciones de crédito al consumo de la época en la que se concertó el contrato.

En conclusión, las tarjetas revolving pueden jugarte una mala pasada y meterte de lleno en una espiral de deuda de la que es muy complicado salir. Si consideras que pagas o has pagado unos intereses abusivos por las mismas, no dudes en ponerte en contacto conmigo y te asesoraré en la reclamación.

Esperamos que os haya gustado y resultado útil este post sobre las tarjetas revolving.

Lafuente Mozas Abogados 2021 ©. Todos los derechos reservados
Página web desarrollada por El Ático de las Ideas